Cómo utilizar el hechizo Rayo

El Rayo es uno de los primeros hechizos que se pueden conseguir en Clash Royale. Pero eso no lo hace menos útil que cualquiera de los demás hechizos que se consiguen en las Arenas altas. El hechizo del Rayo es muy, pero que muy útil.


rayo-hechizos-clash-royale

Nos permitirá deshacernos de algunas de las construcciones de defensa y destruir o hacer daño a tropas enemigas importantes. Sin embargo, hay que entender bien cómo funciona este hechizo.


El Rayo sólo puede atacar tres veces a tres objetivos –puede repetir de objetivo si no hay tropas suficientes-, y su daño a las torres es bastante reducido con respecto a su daño normal.

Cómo utilizar el hechizo Rayo

Debido a que está limitado a una determinada cantidad de tropas, no hay que utilizarlo sobre tropas con poca vida que podamos eliminar de otra forma, por ejemplo, los duendes o el ejército de esqueletos.

Es especialmente efectivo para atacar las defensas enemigas. Por ejemplo, una Torre de bombarderos o un Cañón son un objetivo perfecto para este hechizo, además de otros edificios como la Tumba o la Choza de duendes. Claro que también puede hacer mucho daño a tropas como el Mini P.E.K.K.A, Montapuercos, Príncipe, Globo y muchas más.

Hay que saber bien dónde colocar el hechizo para poder afectar a nuestros objetivos. Pero hay que tener muy en cuenta que, el hechizo de Rayo, tiene un tiempo de despliegue de 1,5 segundos. Eso quiere decir que cualquier tropa enemiga que aparezca en este segundo y medio puede convertirse en un objetivo, por lo que nuestro hechizo puede ser menos efectivo de lo que esperábamos.

El Rayo también puede utilizarse sobre las Torres de coronas, sin embargo, hay que conocer bien el daño que hace sobre ellas, puesto que en caso de no conocerlo nos puede costar una partida que creíamos ganada gracias al hechizo.

Publicado en: Estrategias Clash Royale Etiquetado con:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*